William Edward Boeing

17.1.13 0


William Edward Boeing

El nombre de Boeing es sinónimo de dinamismo, aviones imponentes, transporte aéreo global, éxito y fortaleza económica. Sin embargo, casi nadie podría imaginar que, en sus inicios, este poderoso competidor mundial fue un negocio familiar, y que dicha familia era originaria de Alemania.

En 1868, Wilhelm Böing, de 22 años, decidió abandonar su país para siempre. El joven llegó a Míchigan, donde se había iniciado un auténtico boom de la madera. Pronto pudo establecerse como comerciante en este sector y rápidamente se hizo rico. En 1910, viajó a Los Ángeles para asistir a la primera exhibición aérea internacional que se celebraba en Estados Unidos. Allí descubrió su pasión por volar, que se mantendría durante el resto de su vida.

A través de cuidadosas reconstrucciones logramos revivir la época de finales del siglo XIX y principios del XX en escenas reveladoras. El programa es, a la vez, un retrato familiar fascinante, un relato cautivador sobre la inmigración, y la increíble historia de una compañía aérea