Se viene conmigo

17.12.14 0


Crecer duele. Duele de una forma extraña, sin que sepas identificar el foco del dolor. Duele en forma de miedo, de chocarte con tu realidad, de descubrir que no eres quien creías, de verte más pequeño, de cambiar de opinión. Pero crecer es crecer.

Irse es dejar muchas cosas, pero nunca tu esencia. Vive de forma que te duela marcharte.