La mentira de las bombillas de bajo consumo

15.3.15 0

mentira bombillas de bajo consumo toxica cancer mercurio

Su contenido en mercurio supone un gran peligro para la salud cuando se rompen, muchas personas desconocen esta problemática con las bombillas de bajo consumo, y las autoridades tampoco ha divulgado ningún tipo de advertencia al respecto. Cuando se rompen una de estas bombillas de bajo consumo se desprende un gas mercurio contenido en su interior, al estar en estado gaseoso y ser incoloro e inoloro es inhalado por cualquier persona (sobretodo muy peligroso en niños) sin darse cuanta, al tratase de un gas canceroso y muy perjudicial para la salud.

¿Pero cuándo mercurio hay en una bombilla de bajo consumo? ¿Es muy peligroso? La medición adoptada por las autoridades de la Unión Europea provoca que se destruya una bombilla para obtener dichos datos. Se cortan en trocitos, se descompone en ácido y se analizarla. Pero el de método medición del mercurio tiene un gran fallo: solo se miden los componentes líquidos del mercurio. Los gases escapan a tal medición y aquí radica el problema .

El uso de bombillas de bajo consumo se impuso por ley, sin cuantificar los riesgos sanitarios y medio ambientales cuando se rompen o se desechan dichas bombillas. Tampoco se estipulo nada sobre la responsabilidad de las empresas, ni se crearon espacios para la recepción de bombillas en desuso.

Cuando una bombilla de bajo consumo se rompe, parte del recubrimiento fluorescente se separa del interior de la bombilla en forma de polvo. Si la bombilla se ha utilizado, el polvo desprendido estará contaminado con mercurio. Como consecuencia, cualquier recipiente utilizado para tirar la bombilla rota también estará contaminado con mercurio. En la mayoría de los países se tiran a la basura doméstica y el mercurio es derramado en basureros al aire libre.

Si se rompen hay que evacuar a las personas de la habitación durante un cuarto de hora y tomar muchas precauciones.

0 comentarios: