Maldito prestamo

25.11.15

préstamo, demora, aval, intereses, prestatario

Con necesidades de dinero rápido y la soga al cuello, con los créditos bancarios cerrados. La desesperación lleva a muchas familias a llamar a las puertas de prestamistas particulares. No siendo difícil encontrarlos; el dinero rápido es un reclamo publicitario que abunda en Internet, en los periódicos y en los teletextos. El único requisito para recibir el dinero es tener una vivienda.