Trabajando a comisión en España


Entran en nuestras casas. Ofrecen aspiradores (sale una que dice que ganó 12.000 euros en un mes vendiendo aspiradoras. La aspiradora te la endosan por 2000 euros), robots de cocina, pólizas de seguros, tarteras, camisas... Cuánto más vendan, más ganan.

El número de personas que llama a la puerta para vender crece. Para unos es la salida laboral a la falta de empleo; para otros, un extra a fin de mes. La estadística dice que en España 150.000 personas trabajan a comisión.