Es seguro comprar en Aliexpress

Si decidimos comprar en la famosa plataforma china debemos tener en cuenta ciertas cuestiones antes de lanzarnos a la piscina. De no seguir estos pasos nos podemos encontrar con un disgusto con nuestra compra y perder dinero.

Primeramente hay que entender que comprar en Aliexpress no tiene nada que ver con comprar en una tienda online de tu país y mucho menos en la tienda de tu ciudad o debajo de tu casa. La mayoría de comercios locales y de tiendas online nacionales no te pondrán ninguna pega para devolver un producto o solucionar un problema de garantía. En cambio, los vendedores de Aliexpress en general tienen un concepto de vender muy poco comprometido con la garantía post-venta.

Dicho esto, mi primera recomendación es no comprar nunca un producto que no sea con envío gratis. Es sencillo de entender, Aliexpress ante un problema nos devolverá el importe del producto, pero nunca los gastos de envío. Es muy común ver productos con un precio irrisorio pero con un transporte que supera en tres o cuatro veces el valor del producto, ¡Cuidado! el vendedor puede enviarte una piedra y perderás los gastos de envío. No digo que sea siempre así, pero es mejor no probar.

No comprar productos que no tengan cierto número de opiniones positivas, y leer las negativas para comprobar el nivel de calidad del vendedor. Recomiendo descartar productos sin opiniones o con muchas opiniones negativas.

Cuando recibas el producto no abras el paquete rápidamente, debes grabar un video mostrando el sobre cerrado y como vas abriendo y enseñando su contenido, sin cortes y que se vea claramente el nº de expedición en el sobre. Esto es muy importante para reclamar si te envian el producto que no es o si está físicamente roto o si la cantidad no es la correcta. Sin este video es casi imposible reclamar incidencias de ese tipo.

No pongas tu opinión en Aliexpress demasiado rápido y mucho menos sin probar el producto. Mucha gente comete el error de opinar nada más recibirlo con 5 hermosas estrellas para luego llevarse un chasco con el producto. A veces la única forma de presionar al vendedor ante un mal funcionamiento es decirle que vamos a poner una opinión negativa. No significa que nos sirva de algo, pero es lo único que tenemos y hay que saber usarlo.

Si tenemos un problema con el producto debemos grabar un video mostrando claramente cuál es el inconveniente y abrir una disputa, luego contactamos con el vendedor para indicarle que no queremos poner una mala opinión si el servicio postventa es el correcto. Si el vendedor nos soluciona el problema podemos agradecérselo con una buena opinión, si se resiste esperamos a la resolución de Aliexpress, que si es favorable a nosotros, pues perfecto y le clavamos una opinión negativa al vendedor por malo.

Por último, recordar que la calidad de muchos productos es la que es y que pasado el plazo de reclamación es como si se terminara la garantía del producto, que por supuesto ni se acerca a la garantía que tiene que dar un comercio nacional.