vpn privada

Servicio de VPN privada

Cada día es más necesario aumentar la seguridad en la red y son muchos los negocios que necesitan conectar sus sedes o transmitir datos sensibles con la garantía de que nadie no autorizado tendrá acceso a la información.

Es aquí donde entra en funcionamiento un túnel de seguridad o VPN. Existen muchas opciones gratuitas, que nos permite incluso conectarnos a servidores ubicados en diferentes regiones del mundo, pero estas VPN son compartidas por millones de usuarios. Son una buena opción para navegar de forma anónima, sin algunos tipos de restricciones o para acceder a páginas web que bloquean direcciones ip de ciertas regiones, pero no son muy recomendables para un uso empresarial de transmisión de datos sensibles.

Para estos casos tener una VPN 100% privada y autogestionada puede ser la mejor opción, incluso si hablamos de empresas pequeñas, pymes o incluso autónomos. Eso sí, si queremos que nos salga lo más económico posible tendremos que tener ciertos conocimientos informáticos, principalmente los básicos para manejarse con un servidor bajo sistema operativo linux.

Si no disponemos de estos conocimientos y tampoco nos manejamos bien con la informática, probablemente lo de gestionar tu propia VPN privada no sea una buena idea. Partiendo de la idea de que estamos mínimamente preparados para esta tarea, el primer paso sería hacerse con un VPS.

¿Qué es un VPS?

Se trata de un servidor privado virtual. Es decir, un sistema operativo que está corriendo sobre una máquina virtual. Sería un ordenador físico que aloja diferentes máquinas virtuales, cada una con su sistema operativo, su dirección IP, su memoria RAM, su procesador, totalmente aislados unos de otros.

Lógicamente podemos contratar un servidor fisico solo para nosotros, pero el coste mensual es bastante mayor y para una VPN privada tampoco es necesario a menos que se necesite decenas de conexiones simultáneas y un tránsito muy elevado.

Una vez contratado un VPS, deberemos instalar la aplicacion openvpn en el servidor. El artículo no es un tutorial de como hacerlo, para ello hay una extensa documentación en la red, la finalidad es dar una idea de los pasos a seguir. A nivel de configuración, sistema operativo y gestión hay muchas opciones, y queda al gusto de cada uno elegir la que más le conviene.

La aplicación openvpn nos da dos conexiones simultáneas totalmente gratuitas. Si se necesitan más conexiones simultáneas hay que contratar una licencia de pago mensual o anual. Para la mayoría de necesidades de pequeños negocios la opción gratuita es más que suficiente.

Pero..¿Qué puedo hacer con la VPN privada?

Podemos navegar a través de la IP del servidor, como todas las demás VPN pero con la confianza de que nadie más está utilizando nuestra IP.

Podemos tener dos sedes conectadas a la VPN y transferir datos, facturas, información personas de clientes, documentos secretos, etc… sin que nadie pueda descifrar la información

Podemos tener información alojada en el propio servidor VPS y mantener ahí copias de seguridad y todo tipo de documentos confidenciales.

¿Cuanto cuesta?

Es una opción realmente económica. Si buscamos un VPS sin grandes pretensiones, podemos tenerlo por unos 5 € mensuales. A partir de ahí, podemos configurarlo a nuestro gusto y eso sí, lo más costoso son las horas necesarias para que funcione como queremos. Un punto muy importante a tener en cuenta es la seguridad, una buena gestión del cortafuegos de linux y de contraseñas es fundamental para evitar intrusiones en nuestro sistema.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.