sellos personalizados

Tendencias en sellos personalizados

Los sellos personalizados son uno de esos productos que llevan con nosotros desde siempre pero que no le prestamos mucha atención, cuando lo habitual es encontrarlo por todos lados, oficinas, empresas, comercios, ayuntamientos, es casi omnipresente.

Y aunque lleva mucho tiempo presente, el sello personalizado cada cierto tiempo se reinventa con nuevos usos y aplicaciones. En este artículo vamos a ver las nuevas tendencias en el uso de sellos de caucho y qué interesante puede ser para nosotros o para recomendarlo a algún amigo.

Uno de los usos más populares de los últimos años está relacionado con las bodas y eventos similares, para dar un toque personalizado a las invitaciones o los sobres, con un cuño personalizado podemos dar un toque muy bonito y elegante sin gastar casi nada y con muy poco esfuerzo, eso sí, debemos comprar un sello de calidad que tenga una buena estampación y no nos deje las invitaciones de boda con manchones de tinta.

Otro uso que cada día tiene más demanda es el sello para marcar ropa y otros objetos del cole de los niños, imprescindible si no queremos que se extravíe la chaqueta nueva o el estuche de pinturetas. Este tipo de sellos es fácil de conseguir en internet, pero tenemos que observar bien que la tinta sea de calidad y resistente al lavado a máquina y por supuesto especialmente indicada para marcar en ropa o textil. Siempre se debe lavar la ropa antes de marcarla con el sello para textil, porque si la ropa lleva algún protector la tinta no se cogerá al tejido y se borrara con un primer lavado.

Los sellos exlibris se llevan usando décadas para marcar los libros de una colección privada para que en el caso de intercambiarlo pueda ser localizado su legítimo propietario. En los últimos años y con el aumento de lectores se está poniendo de moda regalar un sello exlibris para cumpleaños o cualquier otra celebración, siendo un detalle muy original y apreciado por los aficionados a la lectura que les encanta coleccionar libros.

Con el auge de las bolsas de papel o kraft como sustituto de las bolsas de plástico en muchos comercios, surge la necesidad de personalizar este producto. El problema reside en el elevado coste de los fotolitos y la necesidad de adquirir grandes cantidades, algo que para muchos pequeños comercios es inviable. Es por ello que aparece como alternativa el sello personalizado de gran tamaño, gigante en algunos casos, para personalizar las bolsas de papel.

Las nuevas tendencias para los sellos personalizados siguen renovando la vida de estos utensilios que aparecieron en el lejano siglo XIX, pero que continúan estando muy de moda y siendo útiles para muchas interesantes aplicaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.